Alemania lista para la fiesta del 20 aniversario

puerta

 

AP

Con conciertos y ceremonias conmemorativas, los alemanes festejarán el lunes la caída del muro de Berlín hace 20 años al tiempo que ven el futuro con esperanza ahora que su país está reunificado.

Esa fría noche bailaron encima del muro, con los brazos en alto en señal de victoria, las manos enlazadas en amistad y el corazón rebosante de alegría. Años de separación y ansiedad se mezclaron a la realidad increíble de la libertad y un futuro sin guardias fronterizos, policía secreta, informantes y rígido control comunista.

Los alemanes celebrarán con conciertos que incluyen música de Beethoven y Bon Jovi; un servicio en honor de las 136 personas que murieron tratando de cruzar el muro de 1961 a 1989; una vigilia a la luz de la vela y 1.000 fichas grandes de plástico que simularán un dominó, las cuales serán colocadas a lo largo de los lugares donde pasaba el muro y posteriormente derribadas.

El 9 de noviembre de 1989 los alemanes del este llegaron en grandes multitudes a bordo de sus autos Trabant, motocicletas y bicicletas viejas. Cientos, luego miles y después cientos de miles cruzaron durante los días siguientes mientras Berlín celebraba con euforia.

En un cruce remoto en el sur de Berlín, Annemarie Reffert y su hija de 15 años hicieron historia al ser las primeras alemanas del este en cruzar la frontera.

Reffert, ahora de 66 años, recuerda la confusión de los soldados cuando trató de ir al otro lado.

“Les dije que Schabowski había declarado que teníamos permitido cruzar”, dijo, y los soldados fronterizos cedieron. Un funcionario de aduanas estaba sorprendido de que no llevaran equipaje.

“Lo único que queríamos era ver si realmente podíamos viajar”, recordó Reffert.

Alrededor de medianoche los guardias fronterizos abrieron completamente las puertas y miles de personas pasaron por el famoso Checkpoint Charlie _un retén que simbolizaba la presencia de los Aliados y la tensión de la Guerra Fría_, avanzaron por la Invalidenstrasse, cruzaron el puente Glienicke y entraron a Berlín occidental, libres, sin obstáculos y con los ojos desorbitados por la sorpresa.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s