Archivos Stasi aún crean problemas tras caída del Muro

 

Por Sarah Marsh, Reuters

Durante décadas, Joachim Fritsch luchó por entender por qué se le negaba el acceso a la educación superior y no era tenido en cuenta en los ascensos laborales una y otra vez.

Luego obtuvo un archivo de 400 páginas que la temida policía secreta de Alemania Oriental había recopilado sobre él.

La Stasi lo había arrestado a mediados de la década de 1950 cuando sólo tenía 17 años y lo registró como un “provocador” por no mostrar su documento de identidad.

El arresto dejó una marca imborrable en su expediente, además de llevar a la Stasi a vigilarlo muy de cerca y frustrar los repetidos intentos de Fritsch por continuar con su vida.

“Me sentí abrumado al leer mis archivos”, dijo el hombre de 73 años, estudiando minuciosamente copias de su expediente personal en su pequeño apartamento de un décimo piso de un alto edificio de Berlín Oriental. “Uno entra en su pasado titubeando, paso a paso”, añadió.

Fritsch es uno de los cientos de miles que han leído sus expedientes de la Stasi. Dos décadas después de la caída del Muro de Berlín, la agencia gubernamental, creada para supervisarlos, todavía está llena de solicitudes y tiene un retraso de dos años.

Fundada en 1950, la Stasi fue una de las organizaciones policiales más represoras del mundo. Se infiltró en casi todos los aspectos de la vida de Alemania Oriental, usando la tortura, intimidación y una amplia red de informantes para aplastar a quienes se mostraban en desacuerdo.

Millones de alemanes trabajaron para la Stasi y proporcionaron informaciones de amigos, familiares, colegas o amantes. Los expedientes, que se extenderían a lo largo de 112 kilómetros si se colocan en fila, fueron abiertos al público en 1992, poniendo al descubierto una red de traiciones.

La Stasi comenzó a eliminar archivos mientras colapsaba el régimen de Alemania Oriental, y aún quedan por armar tiras de papel en unos 15 mil sacos.

El plan era mantener los archivos de la Stasi abiertos durante 10 años, tiempo suficiente, según pensaban las autoridades, para que todos los que fueron espiados pudieran acceder a ellos y cerrar ese capítulo de la historia.

Pero miles de personas, la mayoría de la antigua Alemania Oriental, los reclaman todavía cada mes. En la primera mitad del 2009, las solicitudes crecieron casi un 11 por ciento respecto a 2008.

“Tenemos más solicitudes este año debido a que se cumple el 20 aniversario de la caída del Muro”, dijo Martin Boettger, director de una sucursal regional de los archivos de la Stasi en Chemnitz, antigua Karl-Marx-Stadt.

“Ellos trabajaban con el miedo, espiaban a todos, enviaban a prisión a cantidad de personas, intimidaban, intervenían en sus carreras y evitaban que recibieran educación”, dijo Boettger. “Los archivos permiten entender esos métodos ocultos de una dictadura”, añadió.

Anuncios

Una respuesta a “Archivos Stasi aún crean problemas tras caída del Muro

  1. Muy interesante mas no olvidemos que el sistema en que vivimos necesita mejorias, podriamos decir que nuestro sistema es de los dos males el menos malo pero, de nuevo, tenemos que trabajar para que podamos aprovechar los talentos de tanta gente que no tiene accesso a los recursos para desarollarse.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s